diumenge, 21 de novembre de 2010

Cuentos de princesas




    Era uno de esos días fríos, de cielo azul intenso con una pizca de nubes blancas, días en los que  el aire puro te entra hasta lo más hondo del interior, y allí estaba  ella, quieta, inquieta, en lo alto de la Catedral esperando  que el destino los reencontrara.

1 comentari: